El sedán de producción más rápido y poderoso del mundo

Noticias 14 agosto, 2014 0
El sedán de producción más rápido y poderoso del mundo

La marca Dodge, nuevamente demuestra que es capaz de fabricar verdaderas máquinas de alto poder y se sube a lo más alto del podio con la presentación del totalmente nuevo Dodge Charger SRT® Hellcat, convirtiéndose en el sedán de producción más rápido y poderoso del mundo.

Bajo el cofre, ruge un potente V8 HEMI® de 6.2 litros de desplazamiento, alimentado por un supercargador tipo Roots de 2,380 centímetros cúbicos, con un nivel de soplado máximo de 11.6 psi, capaz de generar 707 caballos de fuerza y 650 libras-pie de torque. Para poder desarrollar este nivel de potencia, el bloque, las cabezas y metales internos se reforzaron, los inyectores tienen una capacidad de 600 cc/minuto; el cuerpo de aceleración tiene un diámetro de 92 milímetros y la bomba de agua es de mayor capacidad.

“Durante los últimos ocho años, gran parte de la fórmula exitosa del Dodge Charger ha sido sus numerosas personalidades. Puede ser un muscle car, un sedán de alto rendimiento, un auto familiar o un conjunto de todas las anteriores, dependiendo de los gustos y necesidades de nuestros clientes”, comentó Tim Kuniskis, Presidente y CEO de las marcas Dodge y SRT®. “Y hoy, tengo el gusto de presentarles el totalmente nuevo Dodge Charger SRT® Hellcat 2015, que con sus 707 caballos de fuerza, es capaz de recorrer el cuarto de milla en 11.0 segundos certificado por la NHRA y conseguir una velocidad máxima de más de 300 km/h, siendo el sedán de producción más rápido y potente del mundo.”

Se desarrolló un sistema de enfriamiento especial compuesto por dos inter-enfriadores para el supercargador, un radiador más grande para el motor, así como enfriadores para la transmisión y de aceite. Aunado a lo anterior, el paquete aerodinámico no sólo baja la resistencia al viento, sino que además está orientado a enfriar diversos componentes mecánicos.

Lo anterior está pensado para conducirlo tanto en calle como en pista, con la finalidad de que no sufra sobrecalentamiento en condiciones de manejo extremo. Para ello, el motor también utilizará un aceite sintético desarrollado en exclusiva por Pennzoil, con una especificación de 0W-40.

Para garantizar la durabilidad y la confiabilidad del motor, fue sometido a rigurosas pruebas de laboratorio. Antes de colocar el motor en el Dodge Charger SRT® Hellcat, se revisa exhaustivamente en el dinamómetro durante 42 minutos para asegurar que cada pieza está perfectamente ensamblada y funcionando correctamente.

El motor, tiene un cigüeñal de acero forjado (probado a más de 13,000 revoluciones por minuto), balanceado y con superficies sustentadoras reforzadas por inducción, un tratamiento que sólo se hace en motores de competencia. El resultado, es un cigüeñal tan bien diseñado que es capaz de soportar presiones de hasta 110 bares (1,595 psi) que traducido al mundo real, es el equivalente a que cinco sedanes familiares presionaran los pistones cada dos revoluciones.

Los pistones están fabricados con acero de alta resistencia y fueron medidos utilizando un avanzado sistema de telemetría. Se acoplan al cigüeñal con bujes de alta capacidad de carga y cojinetes diamantados.

Las cabezas de aluminio, tienen una capacidad de conductividad térmica optimizada para bajar la temperatura del motor lo más rápido posible. El acabado final, es una pintura especial denominada Naranja HEMI.

Este poderoso V8 está asociado a una moderna transmisión automática TorqueFlite HP90 de ocho velocidades con control manual secuencial, con relaciones especiales y diversas configuraciones de conducción.

El sistema de frenos Brembo® es uno de los más avanzados del Grupo Chrysler, compuesto por discos de 15.4 pulgadas de diámetro, con mordazas de 6 pistones en la parte delantera, mientras que en la parte posterior se utilizan discos de 14.6 pulgadas de diámetro y mordazas de 4 pistones. Asimismo, se complementa con todas las asistencias electrónicas de seguridad.

Los resultados de las pruebas lo colocan en un nivel nunca antes visto en un sedán de alto desempeño, con un tiempo en el cuarto de milla de 11.0 segundos (certificado por la National Hot Rod Association), un 0-160-0 km/h en menos de 13 segundos y una velocidad máxima de 330 km/h.

Las bondades de éste vehículo, radican en las múltiples configuraciones de conducción, ya sea para uso cotidiano en la calle o para horas de diversión en la pista.

Como complemento, cuenta con doble juego de llaves, destacando la de color rojo que es la indicada para liberar todo la potencia del motor y configurarlo para pista. La llave de color negro, limita la potencia a 500 caballos de fuerza, no es posible desconectar el control de tracción e inhibe el Launch Control.

El diseño exterior está inspirado en el Dodge Charger de segunda generación, con trazos que recuerdan aquél brillante muscle car de 1969. El Dodge Charger SRT® Hellcat se distingue por nuevas fascias que ayudan a enfriar diversos componentes mecánicos y a disminuir la resistencia al viento, así como un cofre de aluminio que recuerda al que utilizó el feroz Dodge Viper R/T 1996 por sus extractores de calor laterales y la toma de aire central.

Habrá opción de dos juegos de rines de 20 pulgadas. En primer lugar están los ‘Slingshot’ de siete brazos y acabado negro mate. La segunda alternativa son los ‘Brass Monkey’ con un distintivo terminado en bronce obscuro. Estarán disponibles dos opciones de neumáticos Pirelli, los P Zero y los P Zero Nero, ambos con una medida 275/40 ZR20 y código de velocidad ‘Y’.

El habitáculo se caracteriza por su calidad de clase mundial y sus excelentes materiales, un novedoso panel de instrumentos digital personalizable con una pantalla TFT de 7 pulgadas y una nueva consola central que alberga un centro multimedia UConnect de última generación con una pantalla táctil de 8.4 pulgadas. Como equipo de serie, incluye un sofisticado sistema de audio firmado por la prestigiada marca Harman/Kardon, con un amplificador de 900Watts de salida y 18 bocinas colocadas estratégicamente por toda la cabina. De igual manera, los asientos fueron rediseñados con amortiguación mejorada y contornos más suaves para brindar una mayor sujeción lateral.

Finalmente, el totalmente nuevo Dodge Charger SRT® Hellcat 2015, es un auténtico muscle car de cuatro puertas, con una impresionante carga tecnológica, avanzados componentes de seguridad y de ingeniería, pero sobre todo, un poderoso V8 HEMI supercargado de 707 caballos de fuerza que lo convierten en el sedán de producción más rápido y poderoso del mundo.

El Universal.

Leave A Response »

You must be logged in to post a comment.