Jugador italiano se vuelve famoso tras descubrirse un tatuaje de Boca Juniors: él revela su amor por el equipo argentino

Noticias 30 Septiembre, 2016 Comentarios desactivados en Jugador italiano se vuelve famoso tras descubrirse un tatuaje de Boca Juniors: él revela su amor por el equipo argentino
Jugador italiano se vuelve famoso tras descubrirse un tatuaje de Boca Juniors: él revela su amor por el equipo argentino

Desde el lunes, después de que se haya conocido el tatuaje en su brazo con el escudo de Boca, que Fabio Pisacane recibe una catarata de tuits y mensajes a través de las redes sociales. Es que los hinchas xeneizes le demuestran su afecto al defensor del Cagliari, quien logró debutar en la Serie A a los 30 años tras superar una enfermedad que casi le cuesta la vida de chico.

“Lo que me pasa desde el lunes es difícil de explicar. De chico estaba seguro que iba a ser jugador profesional, lo sentía. Pensaba que no me podía hacer hincha de un equipo italiano, ¿cómo iba a hacer cuándo me tocara enfrentarlo? Era fanático del Batigol y, como buena napolitano, crecí con la fe del culto a Maradona. Elegí Boca sin dudar. En casa tengo la número 10 de Carlitos del año pasado, la guardo como una reliquia: me la regaló una pareja amiga de argentinos”, contó en la entrevista para Tuttosport.

El defensor agregó: “No estuve nunca en la Bombonera y es una experiencia que quiero vivir con mi hijo Andrea de un año y medio y con el que está por nacer. Me harían muy feliz si son Xeneizes como yo. ¿Qué significa Boca? Es el club más grande del mundo, el Rey de Copas, un sentimiento que no puedo parar”. También se animó a elegir entre dos de los máximos ídolos de los últimos tiempos: “¿Quién me gusta más de Riquelme o Palermo? El Diez, sin dudas: además nació el mismo día que mi esposa”. Pero tampoco se olvidó de su actual equipo. “Además de Boca quiero agradecer al Cagliari, a sus hinchas, cuerpo técnico y jugadores, que me han dado la posibilidad de realizar mi sueño de chico: debutar en Serie A. A mis amigos de Argentina les cuento que la hinchada del Cagliari también se hace sentir. No existe otra hinchada así. En realidad sí: queda a 15 horas de vuelo y está en la Bombonera”.

SU HISTORIA DE VIDA:

“Cuando tenía diez años jugaba en un equipo que se llamaba ‘La Celeste’. La camiseta titular era similar a la de la Selección Argentina, mientras que la suplente era azul y oro. Era delantero y me encantaba Batistuta, hasta lo imitaba yendo a festejar junto al banderín del corner si hacía un gol. Cambié de equipo y pasé a ser defensor, por esas cosas de la vida. Un año y medio más tarde me compraba el Genoa. Después de un mes de eso, una mañana me desperté en la pensión junto a mis compañeros y no podía mover los brazos, no me respondían”, comenzó el relato del duro momento que le tocó vivir.

“No pensaba en el fútbol, pensaba en sobrevivir”

Y continuó: “Los médicos del club llamaron a mi padre: no me podía mantener en pie. Nadie tenía idea de lo que me estaba pasando. Después de algunos estudios me diagnosticaron el síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad rara que se manifiesta con una parálisis progresiva de las extremidades. Terminé pasando veinte días en coma, llegué a estar tres meses en el hospital. Esta enfermedad puede atacar todo: los nervios, los pulmones… Ya no pensaba en el fútbol, pensaba en sobrevivir. Mi padre me ayudó mucho en esa batalla. Cuando me estaban entubando para internarme, me dijo, llorando: ‘De acá salís caminando, como entraste, o de acá no sale ninguno de los dos. Ni vos, ni yo”. Afortunadamente pude superar la enfermedad y hacer la rehabilitación. Ocho meses después volví al Genoa y pedí una nueva chance, dos años más tarde debuté en Serie B, aquel día Diego Milito jugaba en la delantera.

Comments are closed.