Montañas rusas, cura para las piedras en el riñón

Noticias 5 octubre, 2016 Comentarios desactivados en Montañas rusas, cura para las piedras en el riñón
Montañas rusas, cura para las piedras en el riñón

Las montañas rusas no sólo son la vía de escape para soltar el estrés laboral o la adrenalina. Ahora también son la cura para sacar las molestas piedras en el riñón, que quitan el sueño a más de uno.

Un estudio de la Universidad de Michigan (EU), publicado en el Diario de la Asociación Americana Osteopática aseguró que “los saltos y sacudidas de las montañas rusas pueden ayudar a disolver las piedras”, según recoge Forbes en un artículo.

La curiosidad de los doctores David D. Wartinger y Marc A. Mitchell, de la Universidad de Michigan, se despertó cuando varios de sus pacientes comentaron que sus piedras desaparecieron tras haberse aventurado a subir en el Big Thunder Mountain Railroad en Disney World, en Orlando (Florida).

Por ello, mediante una impresora 3D, los doctores fabricaron un riñón de silicona con cálculos renales y lo colocaron en una de las atracciones del parque temático. Tras más de 200 viajes, delante, en medio y detrás, la
“enfermedad” en el riñón postizo se fue mitigando.

“No es difícil de entender. No deja de ser un fenómeno muy mecánico. Básicamente, un cálculo renal es una roca. Y se aloja en los conductos físicos dentro del riñón. Se trata simplemente de encontrar la cantidad correcta de traqueteo del vagón para conseguir que se elimine a través de la vejiga”, explicó Wartinger, y añadió que “colocarse en la parte trasera de la atracción es más efectivo (63.89%) que en la delantera (16,67%).

Un solo viaje también es casi una salvación para los pacientes con piedras pequeñas, “siempre que el cálculo renal pueda ser eliminado antes de que alcance un tamaño suficiente como para no obstruir los conductos y evitar el uso de cirugía”, puntualizó.

Los cálculos renales son cristales que aparecen en los riñones cuando se acumulan desechos en la orina y no hay suficientes líquidos en la sangre. Bloquean prácticamente el flujo de la orina y la expulsada desprende sangre y mal olor. Dolores fuertes de espalda, vómitos, fiebre y escalofríos son otros de los síntomas de esta enfermedad, que afecta a 300 mil personas cada año y su tratamiento cuesta alrededor de 2.1 millones de dólares, según el informe.

Comments are closed.