Muro fronterizo se puede mejorar: Arpaio; “hagámosla un poco más alta, un poco más profunda”, dice

Noticias 18 Octubre, 2016 Comentarios desactivados en Muro fronterizo se puede mejorar: Arpaio; “hagámosla un poco más alta, un poco más profunda”, dice
Muro fronterizo se puede mejorar: Arpaio; “hagámosla un poco más alta, un poco más profunda”, dice

Si bien hay “una barda” entre México y Estados Unidos, ésta se puede mejorar, así que “hagámosla un poco más alta, un poco más profunda. Es sentido común”, señaló el sheriff del condado Maricopa, Joe Arpaio.

En entrevista para Imagen Noticias, con Ciro Gómez Leyva, el sheriff de Arizona afirmó que en caso de que México no quisiera pagar por la eventual construcción de un muro con Estados Unidos “habría forma de obligarlo quitando la ayuda monetaria”.

En los años 70, durante el sexenio del presidente Luis Echeverría, Joe Arpaio era el encargado de la oficina de la Administración para el Control de Drogas en México. Por haber ejercido ese cargo y su experiencia como miembro de la Patrulla Fronteriza, se considera un experto en temas de migración ilegal, por eso propone: “Tenemos una barda. Hagámosla un poco mejor, un poco más alta, un poco más profunda. Es sentido común. Queremos a la Patrulla Fronteriza y queremos que el Ejército vaya a México a trabajar”.

Aseveró que el Ejército mexicano y las fuerzas federales deberían recibir ayuda operativa por parte de Estados Unidos.

“Deberíamos unir fuerzas de forma operativa, dándoles helicópteros, no siendo consejeros con portafolios. Estando ahí (en México) de forma operativa solucionaremos mucho del problema”.

No ha podido reunirse con Peña Nieto

Manifestó que cree que le cae muy bien al gobierno mexicano: “He estado tratando de reunirme con el Presidente (Enrique Peña Nieto). No he sido muy exitoso hasta ahora, pero seguiré tratando”, comentó.

Señaló que desde el primer día ha apoyado a Donald Trump en sus aspiraciones para llegar a la Casa Blanca, porque está de acuerdo con él en la lucha contra la migración ilegal y el problema de las drogas.

Aunque es un ferviente simpatizante de la campaña de Donald Trump, no cree que construir un muro sea suficiente: “El muro no solucionará el problema ciento por ciento, pero debería reducir el tráfico (de migrantes)”.

Arpaio indicó que conoce bien la política de México, “por eso me alegra que Donald Trump haya ido a México a reunirse con el Presidente y hablar con él”.

En caso de que Trump gane la Presidencia de Estados Unidos, México lo va a amar: “Creo que va a ser el mejor Presidente en muchos años en tener una buena relación con el gobierno mexicano. Cerrando tratos y bebiendo algo de whisky americano por allá”.

Manifestó que si el candidato republicano Donald Trump quiere llevarlo a la Casa Blanca, en caso de ganar las elecciones, por supuesto que irá “para ofrecerle algún consejo”.

Negó que Donald Trump sea: “No es racista. Por favor. ¿Porque dijo algo? A mí me dicen racista y no lo soy”.

Hispanos

Aseguró que él también podría reunirse con los grupos de hispanos para convencerlos de que se tienen que frenar los problemas de drogas, detener la migración ilegal y acatar la ley.

No se justifica que “México envenene a todos nuestros jóvenes y venda drogas por tonelada”.

Insistió en reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto para discutir problemas mutuos: “Yo sé todo lo que pasa en México. Estaría dispuesto a darle mi experiencia y habilidad para hablar de todo eso. Amo al pueblo mexicano, pero algo tiene que hacerse para defender y proteger ambos países.”

Cazador de inmigrantes

Actualmente Arpaio enfrenta una acusación de desacato en un caso de perfil racial en contra de conductores hispanos.

Joseph M. Arpaio nació en 1932 en Springfield, Massachusetts. Desde 1992 es alguacil de Maricopa, Arizona, donde ha ganado la reputación de ser muy severo con los presos del campamento carcelario que construyó.

Después de darse de baja en el Ejército, trabajó como policía de Washington y Las Vegas y fue agente especial de la DEA.

Amnistía Internacional ha criticado el trato que dispensa a los presos violando sus derechos humanos, pues los ha recluido en tiendas de campaña, a 50 grados a la sombra en verano.

Comments are closed.